La Lola

Se llama Lola y tiene historia
Aunque más que historia sea un poema
Su vida entera pasó buscando
Noches de gloria como alma en pena
Detrás de su manto de fría dama
Tenía escondidas tremendas armas
Para las batallas del cara a cara
Que con ventaja muy bien libraba
Le fue muy mal de mano en mano
De boca en boca, de cama en cama
Como una muñeca que se desgasta
Se queda vieja y la pena arrastra

Óyeme mi Lola, mi tierna Lola
Tu triste vida es tu triste historia
Pero qué manera de caminar
Mira qué soberbia en su mirar

Óyeme mi Lola, mi tierna Lola
Tu triste vida es tu triste historia
Pero qué manera de caminar
Mira qué soberbia en su mirar
Óyeme mi Lola, mi tierna Lola
Tu triste vida es tu triste historia

Fue mujer serena hasta el instante
De entregarse presta a sus amantes
Es tiempo de llanto, es tiempo de duda
De nostalgia y de su locura
Tienes el consuelo de saberte llena
De cariño limpio y amor sincero
Porque nadie supo robar de tus besos
Eso que hoy te sobra y que nadie añora

Es el tiempo de la arruga que no perdona
Es el tiempo de la fruta y la pintura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *