Querer Querernos

Andábamos sin buscarnos
Aunque sabiendo que andábamos para encontrarnos
Y aunque no creo en el amor a primera vista
Creo en el querer a primera noche
Y te dije que pasaría, porque sabía que sabías
Que sabía que querías

Y fueron nubes las que usé de trampolines
Y tiburones los que vestí de delfines
Un arco iris de tobogán, por donde me dejé caer
Hasta aterrizar en un río de paz
Los ruidos parecían cantos de ángeles del cielo
Y no es que yo haya estado allí
Si no es que aquí no suena na’ tan bueno
Sentía un fuego que me acariciaba el alma
Y me comenzaban a crecer sonrisas en la barba

Tenía alas para atravesar las nubes
Y olía tan bien que hasta las flores querían mi perfume
Crecí tanto que a los planetas los tomé en mis manos
Y jugué con ellos a las metras en segundo plano, claro
Que a los pocos instantes me encogí
Para poder volar y volar sobre un colibrí, sí
Los árboles cantaban jazz, o tal vez blues
O quizás paz, tal vez algo más

Caminaba en el mar, podía parar el tiempo
Acelerar, repetir con un simple movimiento
Podía quitarme la vida y nacer de nuevo
Porque el paraíso a dónde iría, no sería tan bueno
Era perfecto, como si de un cuento se tratase
Podía hasta crear un defecto, por si lo perfecto me asustase
El hecho es que por un instante entré en razón
Y no estaba soñando, estaba haciéndote el amor

Fue plenitud lo que sentí estando dentro de ti
Bailando por adentro de tu cuerpo
Algo tan simple como que yo voy en ti y tú vas en mí
Como dos piezas que encajan perfecto
Y aunque seis mil millones de humanos, tú y yo
Somos una especie que murió hace tiempo
Solo queda una hembra y su complemento
Por eso es tan natural querer querernos

Y mis labios escalaban tus cordilleras
Y unidos más que Pangea, me acelerabas el miocardio
Cuando las olas que imitaban tus caderas
Reventaban en mi abdomen, llenándome de tu Río Caldo
Besaba yo tus pies para estar en tus huellas
Mi lengua rozaba tus piernas y entre ellas
Y como una vil leguleya, peleabas por el derecho
A elegir en que posición ver las estrellas

Podías reír, sudar, gemir, hablar
Para explicarme por qué parecía ibas a llorar
Y yo tocándote, como quien se estira por la mañana
Y hace ruidos de placer al hacer que nada en la cama
Sobran las palabras, debería callarme ya
Y hacerte el amor despacio al compás de este humilde rap
Que es para ti, hecho pa’ ti, escrito pa’ ti, cantado a ti
Y cualquier otro adjetivo que termine en ti

Si a través de mis ojos tú te vieras
Y en mi cuerpo sintieras lo que me inspiras
Te vieras con sed, abrazarte quisieras
Ya que esa es la forma como estos ojos te miran

Iba aterrizando en las nubes de trampolines
Fueron tus senos los que usé como almohadines
Y antes que se termines esta corta canción
Olvidaba decirte que me encantó hacerte el amor

Fue plenitud lo que sentí, estando dentro de ti
Bailando por adentro de tu cuerpo
Algo tan simple como que yo voy en ti y tú vas en mí
Como dos piezas que encajan perfecto
Y aunque seis mil millones de humanos, tú y yo
Somos una especie que murió hace tiempo
Solo queda una hembra y su complemento
Por eso es tan natural querer querernos

Y ahora quién sabe cuándo volvamos a vernos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *