Gulere Gulere

Llegaba la hora del patio,
yo con mi cigarrillo.
El tiempo pasaba despacio,
cuando yo hacía novillos.

«Si el futuro es ser currela,
empieza ya a poner ladrillos»,
me decía en mi cabeza,
mi amigo Peito Grillo.

Vamos Jose!

Cuando yo era pequeñito,
y se me olvidaban las penas,
me gustaba a mi un ratito,
jugar con mi luna lunera.

Todo va por su camino,
todo va por una carretera,
la autopista del destino,
que se cobra cuando él quiera.

Y ahora me estoy desquitando,
me estoy resacando brillo.
Nadie maneja los mandos,
de mi pequeño platillo.

La verdad es que yo conozco,
una verdad como un castillo,
que a mi me gustan los porros!
Me gustan los canutillos!

Lereleraaaa…
Gulere, gulere, guleee…

Me estoy desquitando,
me estoy resacando brillo.

Ay! Lereleraaaa…
Gulere, gulere, guleee…

Que a mi me gustan los porros,
cuando me los fumo contigo.

Y ahora que soy mayorcito,
ya he ganado algunas pelas,
me comprado mi pisito,
pa’ vivir a mi manera.

Todo va por su camino,
todo va por una carretera,
la autopista del destino,
que se cobra cuando él quiera.

Y ahora me estoy desquitando,
me estoy resacando brillo.
Nadie maneja los mandos,
de mi pequeño platillo.

La verdad es que yo conozco,
una verdad como un castillo,
que a mi me gustan los porros!
Me gustan los canutillos!

Lereleraaaa…
Gulere, gulere, guleee…

Me estoy desquitando,
me estoy resacando brillo.

Ay! Lereleraaaa…
Gulere, gulere, guleee…

Que a mi me gustan los porros,
cuando me los fumo contigo.

Ay! Lereleraaaa…
Gulere, gulere, guleee…

Me estoy desquitando,
me estoy resacando brillo.

Vamonos!

Eh, eh, eh, eh…

Con alegría!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *