Dos Palabras

Todo acabó deprisa
Se congeló la brisa
Fueron dos palabras
Fueron dos palabras

No dijo nada extraño
No quiso hacerme daño
Pero el miedo pesa
Más que la razón

Y yo, que soy un perro que no tiene dueño
Me escapé, corrí como un niño pequeño
Recordé que a veces el mundo va en serio
Fueron dos palabras
Fueron dos palabras

Quisimos evitarlo, quizás disimularlo
Éramos cobardes, sólo dos cobardes
Culpables e inocentes de sueños diferentes
Que se perdonaban, hasta la verdad

Y tú, jamás, pensaste que me lo dirías
Pero yo callé mas de lo que debía
Nos cegó la luz de aquel ultimo día
Fueron dos palabras
Fueron dos palabras

Y yo, que soy un perro que no tiene dueño
Me escapé, corrí como un niño pequeño
Recordé que a veces el mundo va en serio
Fueron dos palabras
Fueron dos palabras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *