Ella Paso Por Aquí

¡Ay, amor!
¡Ay-ay-ay!

Ella pasó por aquí
La vi llegar madrugada
Vino en un carro sin luz
Se despidió en la ventana

Yo solamente no quería verla
Daría el alma solo por tenerla
Su cuerpo ardiente, en mis noches en vela
Quema mi mente y mi piel enerva

Ella pasó y me miró
Como quien mira una piedra
No sé siquiera si vio
En mis ojos, mi tragedia

Ella es culpable con sus amoríos
De mi locura, de mis desvaríos
Ella es la única en tener mi vida
Entre sus manos como un ave herida

¡Ay-ay-ay!

¡Ella, ay, ella!
Nunca podré perdonarla
Ella pasó por aquí
¡Cómo quisiera olvidarla!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *